AGUA

LA FAMILIA HACE LA DIGNIDAD DEL GUERRERO

El elemento más regio de los cinco reinos. ¿Por qué es tan importante la familia en Agua?
¿Cuál es el corazón de sus ciudades?¿Cómo se enamoran?
Si quieres saber la respuestas a estas preguntas y a muchas más, acompáñame.

Allen, dios de Agua.
Ilustración realizada por @mari.art82

SOCIEDAD

Agua es una sociedad marcadamente patriarcal. Aunque tanto el hombre como la mujer son capaces de controlar el agua a voluntad, son los varones los que tienen la responsabilidad de usar el elemento como arma defensiva u ofensiva según se diera el caso. Su ejército está compuesto únicamente por integrantes masculinos dejando a la mujer relegada a labores de menor riesgo y al cuidado de la familia. A simple vista, podría parecer una sociedad machista, pero esto se aleja de la realidad ya que hay que tener en cuenta que para los individuos de este elemento, el corazón de sus ideales y cultura están centrados en el núcleo familiar y la mujer en sí misma, siendo estos dos factores antepuestos a cualquier circunstancia o adversidad.

MONARQUÍA ACTUAL

Actualmente el trono del reino de Agua está ocupado por Allen. Él es el único de los cuatro dioses/reyes que no nació con una capacidad especial vinculada a su elemento, sino que ese don característico de los monarcas de este estado, el de crear agua, le fue transmitido a través de su esposa, que no era otra que la primogénita del anterior rey. A causa de la incapacidad de las mujeres para poder desarrollar esta facultad, la evolución de la raza ha permitido al sexo femenino convertirse en portador del mismo, algo muy conveniente para poder mantener el linaje divino vivo. Allen es un gobernante amado y admirado por el pueblo, su reinado se rige por la rectitud y el respeto por las costumbres.

SUCESIÓN AL TRONO

Como habréis apreciado en el apartado anterior, hablar de la sucesión al trono de esta raza es algo complejo. En Agua, es de obligatorio cumplimiento que el rey sea varón, pues es este sexo el único que es capaz de desarrollar de forma tangible el mayor potencial del elemento. Sin embargo, únicamente dos seres en todo el reino albergan el don: el rey y su primogénito, y este último no siempre nace varón. En caso de que no lo sea, tal y como ocurre en la actualidad, la primogénita es portadora del don y se lo transmite a su pareja cuando consuman su relación volviendo así el poder a manos masculinas. El reinado del dios del Agua es vitalicio y no es hasta la hora de su muerte cuando la corona pasa a su hijo o hija.

PERSONALIDAD DE LA RAZA

Los habitantes del reino Agua son seres familiares, muy unidos entre los suyos y afianzados en sus costumbres. Ciegos creyentes en un ente superior no muy bien definido, guían sus vidas confiados en que este les conduzca al bien superior y a lo que es más adecuado para cada individuo. Generalmente son fríos, de sonrisa difícil y poco empáticos con los que están fuera de su núcleo familiar, por lo que resultan poco sociables e incluso inaccesibles para el resto de las razas. Sin embargo, en contrapunto, con sus parientes más cercanos tienen un tinte de dulzura entrañable y son sumamente protectores.

RASGOS FÍSICOS

Los nacidos en Agua destacan entre el resto de sus homólogos de otras razas por su poderío físico y una más que reseñable fuerza. La altura media de la población masculina está entorno al uno noventa y cinco y su complexión es recia y musculosa. El cuadro físico del género femenino no dista mucho del masculino, aunque tanto la altura como la masa muscular es algo más reducida, se las podría considerar como criaturas robustas, aunque este detalle no les resta femineidad. Como rasgo común en ambos sexos se puede hablar de su cabello, el cual es de un brillante dorado y de los ojos, cuya tonalidad oscila en toda la gama de azules según el individuo. Haciendo eco en su personalidad, es complicado verlos sonreír por lo que su rictus suele ser bastante serio o neutro, lo que en ocasiones hace complicado predecir sus emociones. Todo ello en simbiosis, representa una presencia encomiable en batalla, convirtiendo a esta raza en la más temida en un enfrentamiento cuerpo a cuerpo.

POBLACIÓN

El reino Agua no destaca por su población, de hecho, es el menos poblado de los cuatro estados. La gestación de las mujeres Agua es múltiple, dando a luz siempre a gemelos. Sin embargo, la baja fertilidad, y la incapacitación física de poder soportar más de un parto a lo largo de sus vidas, hace que los nuevos nacimientos sean escasos. Así pues, la supervivencia de esta raza de guerreros depende de la baja mortalidad y de la longevidad de su población, marcada en una media de ciento diez de años, de los cuales, la mayor parte les permiten estar en un excelente estado de forma.

RELACIONES SENTIMENTALES

Los nacidos en Agua mantienen una única relación amorosa a lo largo de su vida a la que son fieles hasta el fin de sus días, llegando hasta el extremo de no poder emparejarse por segunda vez en el caso de la muerte prematura de alguno de los consortes. Usualmente, encuentran a sus parejas a muy temprana edad y van trabajando la relación a lo largo de su juventud hasta que una señal mística característica de la raza, les indica que están preparados para unirse, y no se les permite, hasta llegado ese momento, entablar ni el más inocente contacto físico. Como particularidad hay que indicar que las parejas no se forman al azar, por conveniencia o por gustos, sino que, para cada individuo sólo existe otro que le esté destinado. Normalmente estos parentescos se hallan entre gemelos facilitando considerablemente la labor de encontrar su otra mitad.

REINO

Como es evidente, el elemento que destaca en este estado es el agua, aunque contrariamente de lo que ocurre en el de Fuego y Tierra, en Agua sí encontramos importantes conatos de tierra fértil y aire de buena calidad. Por otro lado, el fuego está completamente ausente. La capital del reino, donde encontramos la vivienda de la familia real, se encuentra en tierra firme a los pies de un estrecho fiordo de aguas sumamente profundas y rodeado de escarpados acantilados por cuyas paredes corren un sinfín de cristalinas cascadas. Debido a la abundante vegetación que implica tal cantidad de este líquido, las edificaciones unifamiliares de una planta que encontramos a lo largo y ancho del reino son de madera laboriosamente trabajada en intrincados diseños curvados que representa el apacible movimiento del agua. La representación más encomiable de todas ellas es el bastión real, que ocupa la zona más alta de la pared del acantilado pricipal. Las partes de él que no son para su uso como vivienda, tiene la practicidad de edifico público para grandes celebraciones y protección contra cualquier ataque. Otra parte tiene como uso la de ciudad dormitorio de la guardia real. Cabe destacar la importancia de los puertos de cada una de las poblaciones del reino ya que, sin duda, estos son el corazón neurálgico de Agua. En el Edén, la sede principal de este elemento se encuentra en el fiordo de Sognefjord, en Noruega, y por tanto es allí donde se ubica el único portal al reino por el que la entrada y salida no tiene repercusiones de impacto en el Edén.

¡MÁS INFORMACIÓN PRÓXIMAMENTE!

error: Contenido protegido. Los textos e imágenes tienen derechos de autor.